Periodístico: "Ellas y ellos"


2º de Bachillerato - LCL - Comentario crítico
Modelo de selectividad 2011. Texto y Soluciones.
TEXTO

Las mujeres y su difícil relación con los hombres. O los hombres y su dificilísima relación con las mujeres. Veo las noticias de la Cumbre de Valencia, y me parece mentira lo mucho que están cambiado las cosas, por un lado, y por otro lo poquísimo que cambian. ¿Saben que el principal medio de transporte de mercancías en el interior de África son las mujeres? Todas esas hembras acarreando monumentales pesos en la cabeza como bestias de carga: eso sigue igual. Y, al mismo tiempo, ¡qué tenacidad y qué potencia tienen esas mujeres cimbreantes!

Si en el mundo ha mejorado la situación femenina es porque los hombres también han cambiado, como es obvio. Y, sin embargo, tal vez por la velocidad de la evolución, sigue habiendo resquemores, recelos y furor. Mientras se celebraba la cumbre, hubo otras dos víctimas asesinadas por sus parejas en España.

A mi mesa llega una marea constante de cartas airadas. Cartas de mujeres denunciando un recrudecimiento del sexismo y campañas machistas para hacer creer que lo de la violencia contra la mujer es un invento. Tienen razón. Cartas de hombres que se sienten maltratados por sus ex parejas y por los jueces; que se han quedado sin sus hijos; que dicen haber sido denunciados falsamente. Y creo que también tienen razón. ¿Qué nos está pasando? ¿Por qué sobre los restos de un machismo milenario se está construyendo una rabia nueva? ¿No hay manera de llegar a entendernos? ¿Tenemos que seguir siendo mundos opuestos?

La primatóloga Melissa Hines dio juguetes humanos a unos jóvenes monitos: muñecas, coches y libros ilustrados. Ellas cogieron las muñecas para jugar, ellos los coches y los dos los libros indistintamente. No sé si se puede extraer alguna enseñanza de esto, pero, si tienes hijos, ¡regálales libros!

Rosa Montero, en El País, 30 / 03 / 2010


1. Señale la organización de las ideas del texto. (Puntuación máxima: 1,5 puntos)

Atendiendo a la estructura interna, podemos diferenciar tres partes de contenido, mientras que la estructura externa se formaliza en un total de cuatro párrafos.

  1. Primera parte del contenido (se corresponde al primer y segundo párrafo): Se anuncia el asunto del texto y se desarrolla.
Idea principal: la relación entre hombres y mujeres es muy complicada.
Esta idea tiene un desarrollo en dos líneas de contenido opuesto:
.
1.1 Por un lado, están cambiando las cosas.
1.1.1 Causa: Los hombres también están cambiando.
1.1.2 Ejemplo: noticias de la cumbre de Valencia.
.
1.2 Por otro lado, casi todo sigue igual.
1.2.1 Primer dato: el papel de la mujer en África.
1.1.2 Segundo dato: dos asesinatos de género en España.

  1. Segunda parte del contenido (se corresponde al tercer párrafo): Un análisis más concreto lleva a la formulación de un interrogante.
Idea principal: ¿Acabará alguna vez la falta de entendimiento entre hombres y mujeres?
Esta cuestión viene dada por las siguientes conclusiones contrapuestas:
2.1 Hay mujeres que tienen razón en declararse maltratadas.
2.2 Hay hombres que también están en lo cierto en sentirse discriminados.

  1. Tercera parte del contenido (se corresponde al cuarto párrafo):
Idea principal (tesis): la acción cultural y educativa de los padres puede ofrecer igualdad y reconciliación a varones y mujeres.
Esta idea, que ha sido expresada por medio de un consejo en imperativo, es la tesis de la autora. La tesis supera la idea previa y opuesta:
3.1 Existen diferencias biológicas y culturales claras entre el varón y la mujer.

Relación entre las partes y estructura: este texto expositivo – argumentativo está estructurado de la siguiente forma: en la primera parte se desarrolla un asunto con datos y ejemplos. En la segunda, se llega a un interrogante sobre el tema, tras una reflexión basada en certidumbres opuestas. En la tercera, el texto concluye con una tesis que supera una línea de contraposiciones entre las mujeres y los hombres. Estas relaciones están en consonancia con uno de los modelos estructurales de los textos expositivo – argumentativos, la estructura inductiva.

2. Indique el tema y escriba un resumen del texto. (Puntuación máxima: 1,5 puntos)

Tema: La posibilidad de superar las diferencias entre hombres y mujeres.

Resumen: La relación entre hombres y mujeres siempre ha sido muy complicada. Por una parte, las cosas cambian, por otra, apenas evoluciona la situación. Existen quejas ciertas y razonables de muchas mujeres víctimas del sexismo y también se dan casos de hombres injustamente enjuiciados por el mismo tema. ¿Acabará alguna vez la falta de entendimiento entre hombres y mujeres? Aunque tenemos claras diferencias biológicas y culturales, la lectura y la educación desde pequeños puede ser un punto de uniónn entre hombres y mujeres.

3. Comentario crítico sobre el contenido del texto. (Puntuación máxima: 3 puntos)

Nos encontramos ante un texto expositivo – argumentativo. Se trata de un artículo de opinión de Rosa Montero publicado en El País. El texto ahonda en el tema de la encontrada relación entre hombres y mujeres, en una época donde las noticias de maltrato de género no cesan. La autora revela su intención claramente en el consejo final de su texto dirigido hacia padres y madres. Su tesis está implícita en esta última parte del texto. Más allá de que a las chicas les guste jugar con muñecas y a los chicos con coches, hay algo que los padres no pueden olvidar: introducir a sus hijos en la lectura y animarlos a leer, porque en el acceso a la cultura hombres y mujeres somos iguales.

Si los hombres están cambiando, como dice la articulista, y el papel de la mujer en nuestra sociedad mejora, accediendo a lugares donde antiguamente se le negaba la participación, como los ámbitos laborales más diversos o la política, es debido a una acción educativa en los países más desarrollados, tanto desde las familias como desde las escuelas. Durante la dictadura de Franco una mujer necesitaba el permiso de su marido para viajar o para comprar una lavadora. Hoy día eso nos parece increible, pero, pensándolo con perspectiva histórica, no hace tanto tiempo que aquello sucedía.

La legislación sobre violencia de género y la acción judicial ha hecho que en España cambien muchas cosas en los últimos años, pero ninguna ley es perfecta ni los jueces están libres de cometer errores, por ello, es cierto que algunos hombres sufren penas que no merecían y muchas mujeres siguen siendo maltratadas día tras día, aunque haya leyes que intenten impedirlo. Las leyes y los jueces no serán la única solución del problema. De ahí la apelación de la autora del texto a la acción educativa de los padres.

Sin embargo, la educación es una labor cuyos frutos no se ven con rapidez y hay que darle tiempo al tiempo, lo queramos o no. Los niños y la niñas están sometidos más que nadie a la dictadura de la inmediatez. Muchos padres se angustian si no consiguen darle todo lo que quieren lo antes posible. Por eso, pedirles que les regalen libros a sus hijos no es una petición fácil. El mismo hombre que no soporta que su mujer tenga sus propias ideas o gustos, ese mismo hombre que si ella no sigue sus indicaciones se frustra y la maltrata, no va a tener la paciencia de animar a sus hijos a la lectura, con lo fácil que es ponerles la tele y los videojuegos a todas horas para que no piensen ni se inquieten. La misma mujer que no tiene la valentía para denunciar un maltrato, no va a tener la persistencia para educar a sus hijos en el difícil y valiente camino de una cultura lectora que no da satisfacciones inmediatas y que en vez de plantear respuestas sólo plantea preguntas difíciles a los padres.

La educación y la cultura nos llevan a conocer mejor al otro. Partiendo de que hombres y mujeres somos diferentes, es necesario llegar a entender al otro para tolerarlo y respetarlo en su diferencia. Amar es conocer y comprender. Lo contrario es dominar y poseer al otro. De ahí a la violencia hay un corto camino.